Un juez de Murcia concede a una funcionaria la incapacidad laboral permanente por hipersensibilidad electromagnética

"El caso ha sido ganado por el sindicato STERM Intersindical, que desde hace años ha acompañado y asesorado con sus servicios jurídicos a una afiliada afectada
LA CRÓNICA
Jueves, 30 de Noviembre de 2017


Un juzgado de Murcia ha reconocido la incapacidad laboral permanente por el síndrome de hipersensibilidad electromagnética y sensibilidad química a una empleada de una universidad de la Región en una sentencia que ha sido ganada por el sindicato STERM Intersindical.

En 2011 fue el Consejo de Europa, en su resolución 1815, quien advirtió sobre los efectos potenciales para la salud de los campos magnéticos de muy baja frecuencia ligados a las líneas y aparatos eléctricos. Este mismo organismo señalaba la necesidad de tomar todas las medidas razonables para reducir la exposición a los campos electromagnéticos, implementar campañas de información y de sensibilización y prestar especial atención a las personas “electrosensibles” afectadas de un síndrome de intolerancia a los campos electromagnéticos.

Entre las medidas especiales que se debían adoptar para protegerlos se incluye la creación de “zonas blancas” no cubiertas por redes inalámbricas.

Desde hace años STERM Intersindical ha acompañado y asesorado por parte de sus servicios jurídicos a una afiliada afectada por el síndrome de hipersensibilidad electromagnética y sensibilidad química hasta que le ha sido reconocida su situación de incapacidad permanente total para el trabajo como consecuencia de esta dolencia.

A pesar de las recomendaciones del Consejo de Europa y de la situación de países como Suecia, donde la sensibilidad electromagnética ya tiene tratamiento de discapacidad, el Estado Español todavía no ha adoptado medidas para proteger a las personas afectadas por esta enfermedad. “Este colectivo, que podría llegar a las 500.000 personas en todo el país, se enfrenta a una gran incomprensión y son pocas las sentencias judiciales que reconocen el carácter incapacitante de la misma, razón por la cual esta sentencia tiene especial relevancia”, indica el STERM.

El sindicato afirma que esta sentencia pone fin a un largo proceso en el que la Universidad en la que trabajaba la afectada se negó a adaptar su puesto de trabajo para limitar la exposición a los campos electromagnéticos y reconoció que no era posible ofrecer un lugar de trabajo libre de estos elementos donde poder mantener su actividad laboral."
Ver la noticia original
Muy buena noticia. La segunda incapacidad laboral conseguida en España, tras el caso de Barcelona, y sin contar otra anterior cuya sentencia basculaba más sobre el aspecto de sensibilidad química, dentro del mismo síndrome de sensibilidad central.

Tenemos que agradecer a esta afectada de EHS que haya tenido la persistencia y la capacidad de sacrificio que requiere reivindicar durante años el reconocimiento de esta grave afección discriminada sistemáticamente. A nadie le gusta quedarse al margen de toda la vida social, y de eso no nos libre ninguna sentencia. Seguimos siendo proscritos, insultados y ninguneados. No tenemos derecho a manifestar nuestro problema ni a demostrar sus principales causas. Eso molesta a la población adoctrinada por los intereses de las empresas y los gobiernos que no pueden cuestionar el pacto mundial de avance en la exposición incuestionable por razones militares y de control social. Por eso, son de lamentar los comentarios que se han hecho a la noticia. Verdaderamente impresentables. A todos los que se sienten con el derecho a insultar les deseo que tengan que arrepentirse de ello cuando el síndrome les toque de cerca. Y difícil será que no les alcance en algún nivel. Y para nuestra compañera que ha logrado al menos el reconocimiento legal, que esperemos se traduzca en una pensión suficiente para sobrevivir, a pesar del gasto tremendo que supone buscar un mínimo de protección para no empeorar, le deseo lo mejor y le repito, en nombre de todos los compañeros de nuestra asociación, nuestro más sincero agradecimiento. Gracias por luchar sin descanso. Tu victoria es un rayito de esperanza para todas las personas afectadas del síndrome ambiental de sensibilización central, y sobre todo para la más marginada de todas las afecciones del síndrome: la Electro-Hiper-Sensibilidad.

Un fuerte abrazo, compañera.
Irune
Posted in
Tagged with

Related Posts

Asociación SOS EHS-EASC (ElectroHiperSensibilidad-Enfermedades Ambientales de Sensibilización Central)