Jornada mundial de protesta contra el despliegue del sistema 5G de comunicaciones inalámbricas

El sábado 25 de enero, se llevó a cabo una Jornada mundial de protesta contra el despliegue del sistema 5G de comunicaciones inalámbricas (se pueden ver noticias de algunos de estos actos en nuestro Facebook). En Euskadi, participamos en esta jornada de protesta las asociaciones SOS EHS-EASC, Eman Eskua,  SFC-SQM Euskadi-AESEC, y SagarrakEkologistak Martxan. Como parte de una convocatoria conjunta con la PECCEM y Ecologistas en Acción, realizamos una concentración con carteles en Basauri, Bizkaia, solicitamos firmas de apoyo al Llamamiento internacional para detener la implantación de la red 5G en la Tierra y en el espacio (Ver PDF en castellano) y distribuimos un folleto, cuya redacción agradecemos a la plataforma Stop 5G - Canarias, sobre los riesgos de esta escalada de tecnologías nocivas.
En el Estado español, el despliegue del sistema 5G, que se inició en Segovia y Talavera de la Reina, se ha extendido ya a las principales ciudades, entre las que se incluye Bilbao.
El sistema 5G, con la instalación de antenas emisoras cada pocas decenas de metros, en farolas, marquesinas y otros elementos del mobiliario urbano, requiere una tupida red de antenas que no deja resquicio alguno en calles, parques e instalaciones públicas. Esta red, como se indica en el Llamamiento internacional, supone de diez a cien veces más contaminación electromagnética. Las zonas urbanas, hoy ya bastante saturadas de radiaciones de los sistemas 2, 3 y 4G, se convertirían con el 5G en hornos de microondas de sistemática e inevitable exposición masiva. Además, para darle cobertura, la 5G requiere el aumento del número de satélites, de entre 12.000 a 50.000. El sistema 5G supondría también la desaparición de las zonas blancas o relativamente menos contaminadas que actualmente quedan en entornos no-urbanos.
En este tríptico, se resumen algunas de características más preocupantes de este brutal experimento de radiación masiva 5G y los graves riesgos que entraña para todos los seres vivos, incluidos los seres humanos, aunque se lleva a cabo, una vez más, sin nuestra información ni consentimiento. Para las personas electrohipersensibles o con otras enfermedades ambientales de sensibilización central, así como para otros grupos especialmente vulnerables (enfermos crónicos en general, personas ancianas, embarazadas y niños/as), las características del sistema 5G entrañan un riesgo sin precedentes.
En el siguiente folleto de Maestú, Belmonte y Navarro, se incluye la traducción de un folleto internacional y el resumen de un artículo de estos investigadores.
En esta otra entrada de nuestro blog, está el artículo completo de Maestú, Belmonte y Navarro.
Posted in
Tagged with

Related Posts

Recent

Archive

Categories

Tags

Asociación SOS EHS-EASC (ElectroHiperSensibilidad-Enfermedades Ambientales de Sensibilización Central)